Say cheese!


 

Obligatorio en cualquier viaje: la cámara de fotos. Aquí cuatro tips para sacarle provecho y traer las mejores imágenes de sus vacaciones.

 

1. Tal vez no es buena idea comprar esa nueva cámara si no tiene el tiempo para acostumbrarse a ella. Es mejor sacarle provecho a la que ya conoce.

2. Si no se considera un fotógrafo experimentado, olvídese de las configuraciones complicadas y confíe en los modos predeterminados. Las cámaras tienen modo de paisaje, vegetación, deportes…, piense en cuál conviene más, y dispare.

3. No busque la foto perfecta: a veces en busca del mejor ángulo, se pierde la oportunidad de capturar la imagen. Es mejor disparar mucho que no disparar para nada.

4. Si lo que está ocurriendo es espectacular, ¿en serio quiere verlo a través del visor? Hay cosas que es mejor vivirlas que revivirlas. Y si ya es de noche, olvídese de las fotos y únase a la fiesta.