SOS: plan de contingencia


 

 

Incluso el viaje más increíble tiene algún elemento inesperado. La mejor manera de evitar inconvenientes: saber cómo y cuándo actuar.

 

En caso de extravío de pasaporte, lo peor que se puede hacer es entrar en pánico y amargarse el viaje.

Es más fácil (y común) de lo que puede pensarse: basta con que se comunique a la representación de su país en el lugar que visita (investigue el número de teléfono antes de emprender el viaje). Los trámites para conseguir un pasaporte de emergencia dependen de las leyes vigentes en cada nación, pero en general son sencillos.


Apunte también el teléfono de asistencia internacional de sus tarjetas de crédito. Si las pierde, es suficiente con que llame a ese número para que las cancelen, y en muchos casos le manden reposiciones. Mientras tanto, quizá necesitará que alguien le envíe un giro bancario. Para ello, deberá tener a la mano el contacto de algún servicio de envío de dinero con cobertura internacional.