¿Por qué el tiempo compartido?

Lorem Ipsum

El tiempo compartido – también conocido como titularidad de vacaciones compartida – consiste en la compra del derecho de uso y disfrute por un periodo de tiempo específico; normalmente una semana o más, de alojamiento en un complejo de vacaciones. Ofrece lo último en vacaciones en cuanto a flexibilidad y alternativas de elección de destinos, fechas y tipos de experiencias que uno desea disfrutar al llegar al lugar de vacaciones elegido.

 

Pone la propiedad de casas de vacaciones al alcance de millones de familias que no podrían permitirse comprar una segunda vivienda o que no desean invertir tanto dinero en un bien inmueble en estos tiempos de incertidumbre económica…

 

Y además los compradores de tiempo compartido tienen la ventaja de estar más amparados como consumidores debido a la legislación existente al respecto que cualquier otro consumidor del mercado minorista. En 2011, se aprobó una nueva directiva europea sobre tiempo compartido que introducía estrictos controles y rigurosas normativas sobre el procedimiento de compraventa de tiempo compartido. Entre las muchas normativas vigentes para proteger a los compradores de tiempo compartido está la prohibición de tomar ningún depósito de dinero y la obligación de tener que dar al comprador un periodo de retracto de 14 días durante el que este puede volverse atrás y rescindir el contrato sin ningún tipo de penalización ni pérdida económica– no existe ningún otro ejemplo de comercio minorista que ofrezca tal laxitud–.

 

Puede comprar:

 

• En un periodo concreto del año en un complejo específico al que puede volver de vacaciones todos los años en las mismas fechas.

 

• Una semana flotante al año que le asignará su Complejo Propio, no será necesariamente la misma semana del año siempre, pudiendo ser una diferente.

 

• Puntos, que puede utilizar como "moneda" para reservar vacaciones en periodos de semanas– dado que a cada semana de un complejo se le asigna un valor en puntos– o para reservar más productos vacacionales y de ocio como coches de alquiler, entradas para el teatro o para atracciones, entre otras cosas. Puede aumentar el valor de su cartera de puntos y convertir la titularidad de su semana en un producto basado en puntos.

 

• Una propiedad fraccionada que otorga varias semanas de uso (normalmente entre un mes y tres meses al año) en una propiedad exclusiva y de calidad superior ubicada en un destino con gran demanda y que con frecuencia tiene servicios de asistencia personal, servicios de viaje personalizados y mucho más. El uso es generalmente rotativo o una mezcla de periodos fijos y flotantes en una misma temporada del año. Los socios tienen normalmente un interés económico en el bien inmueble, actualmente existe una tendencia por la que los valores de la propiedad fraccionada están siguiendo los pasos de los valores del mercado inmobiliario local.

 

• Los sistemas de "compra para alquiler" de los condo-hoteles en los que el comprador adquiere una habitación de hotel por el periodo específico del proyecto obteniendo a cambio una participación de los ingresos de arrendamiento que provienen de su alquiler. Este tipo de sistema puede basarse en un importe fijo por noche de alquiler o en un porcentaje de los ingresos brutos o netos de la habitación.  Al final del periodo establecido, el hotel se vende y las partes comparten la revalorización del capital, mientras tanto, el comprador tiene potestad para vender en el mercado libre si así lo desea.

 

Todo lo anterior puede intercambiarse por otro alojamiento en otro complejo– y en otra época del año– a partir de las semanas depositadas en el banco de depósitos para intercambios del proveedor de servicios de intercambios de vacaciones que haya elegido.

 

Realmente existen tipos de vacaciones y fechas de viaje para todos los gustos. El espectro de la titularidad de vacaciones abarca desde complejos de tiempo compartido, que normalmente ofrecen la opción de una sola semana si bien pueden comprarse más semanas en el mismo complejo o en varios distintos, hasta la propiedad fraccionada, los clubes residenciales privados y los clubes de vacaciones de lujo conocidos como "destination clubs" que ofrecen periodos más amplios de alojamiento que abarcan varias semanas de titularidad en propiedades más caras y de calidad superior.

 

Cada vez se ofrecen más la titularidad de tiempo compartido y la propiedad fraccionada como valor añadido a compradores de segundas viviendas en propiedad absoluta. Por ejemplo, los condo-hoteles y algunas viviendas de vacaciones se venden con programas de alquiler que administra la empresa gestora.  Dichos programas permiten al propietario dividir el uso de la vivienda entre uso personal, depositar alguna de las semanas que no desea usar en una empresa dedicada al intercambio de vacaciones como RCI y de este modo poder elegir entre una amplia selección de complejos en todo el mundo donde irse de vacaciones, o alquilar semanas que no vaya a utilizar para obtener una participación de los ingresos de alquiler.

 

La constitución del complejo también da detalles de los derechos y responsabilidades de los propietarios en relación con sus derechos de ocupación.

 

La operatividad de su complejo


Los complejos pueden estar operados por empresas especializadas en la gestión de complejos o, en algunos casos, directamente por los propietarios que designan un Comité de Propietarios para administrar la operatividad del complejo.

 

El coste de la limpieza, del mantenimiento del edificio, de la limpieza de la piscina, del mantenimiento de los jardines, de la seguridad, etc., se comparte entre los propietarios del complejo y dicha contribución económica se denomina Cuota de Mantenimiento. El importe mínimo de estas cuotas es de alrededor de 300 € al año en un complejo estándar en concepto de una semana de titularidad si bien dicha cifra aumentará en proporción a la calidad y el tamaño del alojamiento del complejo, así como al tipo y la cantidad de servicios e instalaciones que se ofrezcan a los huéspedes y que necesiten un mantenimiento.

 

Muchos complejos utilizan los pagos de las cuotas para crear un fondo de reserva con objeto de llevar a cabo las rehabilitaciones y remodelaciones necesarias generalmente basadas en un plan quinquenal para que los propietarios no tengan que aportar más dinero para realizar obras mayores de reacondicionamiento.


¡El hecho de que sea otra persona la que se encargue de todo lo relacionado con el mantenimiento y la reparación del bien inmueble es impagable!

 

Como en casa pero fuera de casa


Generalmente, los complejos de titularidad de vacaciones cuentan con alojamientos más amplios que los hoteles y ofrecen lo último en lo que a experiencias vacacionales se refiere, además tienen muchas más instalaciones para los huéspedes como piscinas y zona de juegos para niños, diversos restaurantes, spas, gimnasios y mucho más.

 

La mayor ventaja de ser titular de un alojamiento de tiempo compartido es tener "una casa lejos de casa" en donde pasar las vacaciones pero con una exposición y un riesgo fiscal mucho más reducidos ya que el precio de compra y los costes de mantenimiento son solo una fracción de los costes de una vivienda en propiedad absoluta.

 

Su alojamiento será:

 

• En un periodo concreto del año en un complejo específico al que puede volver de vacaciones todos los años en las mismas fechas.

 

• Una semana flotante al año que le asignará su Complejo Propio, no será necesariamente la misma semana del año siempre, pudiendo ser una diferente.

 

• Puntos, que puede utilizar como "moneda" para reservar vacaciones en periodos de semanas– dado que a cada semana de un complejo se le asigna un valor en puntos– o para reservar más productos vacacionales y de ocio como coches de alquiler, entradas para el teatro o para atracciones, entre otras cosas. Puede aumentar el valor de su cartera de puntos y convertir la titularidad de su semana en un producto basado en puntos.

 

• Una propiedad fraccionada que otorga varias semanas de uso (normalmente entre un mes y tres meses al año) en una propiedad exclusiva y de calidad superior ubicada en un destino con gran demanda y que con frecuencia tiene servicios de asistencia personal, servicios de viaje personalizados y mucho más. El uso es generalmente rotativo o una mezcla de periodos fijos y flotantes en una misma temporada del año. Los socios tienen normalmente un interés económico en el bien inmueble, actualmente existe una tendencia por la que los valores de la propiedad fraccionada están siguiendo los pasos de los valores del mercado inmobiliario local.

 

• Los sistemas de "compra para alquiler" de los condo-hoteles en los que el comprador adquiere una habitación de hotel por el periodo específico del proyecto, por lo que obtiene una participación de los ingresos de arrendamiento que provienen de su alquiler. Este tipo de sistema puede basarse en un importe fijo por noche de alquiler o en un porcentaje de los ingresos brutos o netos de la habitación.  Al final del periodo establecido, el hotel se vende y las partes comparten la revalorización del capital, mientras tanto, el comprador tiene potestad para vender en el mercado libre si así lo desea.


Y además no tiene que volver al mismo complejo, en el mismo destino y en las mismas fechas todos los años, ¡por ser socio de RCI Weeks o de RCI Points, puede elegir entre más de 4.000 complejos de vacaciones increíbles en más de 100 países en todo el mundo!

 

Cómo interviene RCI

 

RCI no vende tiempo compartido. RCI es la empresa proveedora de la red de intercambios de vacaciones y no es propietaria de los complejos en los que realizan la compra los socios. El servicio de intercambios de vacaciones de RCI está disponible para titulares de semanas y para quienes prefieran participar en un programa de puntos o aquellos que cuenten con ambas posibilidades. A veces, las vacaciones basadas en puntos se ofrecen a titulares de tiempo compartido a modo de inscripción a un "club de vacaciones" cuyos socios siguen beneficiándose de las ventajas y de las opciones propias de las vacaciones de intercambio.

 

Los promotores de complejos pueden decidir afiliar a sus complejos a una red de intercambios de tiempo compartido –y RCI tiene el doble de complejos afiliados en su programa de intercambios que la empresa de la competencia más directa–. A la hora de comprar tiempo compartido, puede que le ofrezcan la opción de darse de alta como socio en una empresa de intercambios –y en el improbable caso de que no se lo mencionen, siempre debería preguntarlo–.


La disponibilidad de complejo y de alojamiento (unidades) fluctúa de hora en hora, de día en día y de mes en mes. Esto se debe a que el sistema es dinámico, es decir que como los socios realizan depósitos y reservan vacaciones de intercambio, la oferta de lo que hay en el banco de depósitos varía. Si es socio de RCI, le recomendamos siempre que utilice la Búsqueda en Curso ya que con ella comparamos regularmente su solicitud de vacaciones con el inventario disponible buscando aquello que encaje perfectamente con sus criterios y en cuanto lo encontremos se lo notificaremos.

 

Si ya es titular de tiempo compartido y quiere sacarle más partido con la inscripción a RCI, llame al 902 114 114. 


Cómo se hace

 

Sin estar asociado a ninguna de las empresas de intercambios de vacaciones que existen no podrá intercambiar la semana de la que es titular ni utilizar sus puntos para reservar vacaciones –otra semana en otro complejo en una época del año diferente–. Los clubes de vacaciones ofrecen intercambios de vacaciones internos en complejos del mismo grupo. La inscripción a una empresa de intercambios da a los titulares de tiempo compartido más alternativas de elección de vacaciones.

 

Las empresas de intercambios ofrecen las facilidades "bancarias" necesarias para gestionar el inventario de alojamiento y los mecanismos de realización de intercambios. Estas empresas realizar una inversión anual constante en sistemas de soporte administrativo, desde centros de atención de llamadas, sitios web y sistemas de realización de reservas online hasta el hecho de trabajar en colaboración con los promotores –RCI cuenta con un equipo incomparable de empleados dedicados a la operatividad de los complejos en toda Europa– con objeto de garantizar la calidad de los mismos y de que los socios obtengan las vacaciones que esperan y se merecen.

 

Además de estos servicios, las empresas de intercambios más grandes como RCI, que forma parte del grupo líder del sector hotelero Wyndham Worldwide, tienen la capacidad de utilizar su poder adquisitivo y los acuerdos que tienen con compañías filiales para sacar al mercado ofertas nuevas de alojamiento a precios estupendos, paquetes exclusivos para sus socios así como otros productos vacacionales con descuentos como productos de viaje, cruceros y seguros de vacaciones.

 

Para socios de RCI Weeks

 

A cada periodo de uso de tiempo compartido se le asigna un Poder Negociador y si, por ejemplo, el titular es socio de la red de intercambios de vacaciones de RCI y quiere irse de vacaciones a un destino de moda o le apetece probar algo nuevo, puede depositar las semanas de las que sea titular (realizar un Depósito) en la red de intercambios de RCI y tomarse unas vacaciones con un Poder Negociador igual o menor en otro complejo afiliado a RCI y en una época del año distinta a la correspondiente al periodo de su titularidad de uso (haciendo un intercambio).

 

Los socios también pueden combinar Depósitos de Semanas para acceder a complejos con un Poder Negociador superior al que tienen en base a su titularidad para disfrutar de las vacaciones que prefieran. Todo el Poder Negociador que no se haya usado en una operación de intercambio se devolverá a la cuenta del socio de RCI para que lo pueda emplear en otras vacaciones (esto se conoce como Crédito y puede combinarse con cualquier Depósito que se efectúe posteriormente para aumentar su Poder Negociador).

 

Los valores de Poder Negociador están basados en una serie de criterios –la época del año que tiene asignada la semana de la que es titular, el tamaño del alojamiento, la demanda existente para la semana de la que es titular según el histórico de fechas de realización de reservas y, en el caso de RCI, el nivel de calidad del complejo que se basa en la opinión que dejan los socios de RCI en las tarjetas de comentarios de "¡Feliz vuelta a casa!".

 

Para obtener más información sobre RCI Weeks entre en www.rciweeks.eu/es/inside

 

Para socios de RCI Points

 

En calidad de líder del mayor programa de intercambios basado en puntos del sector a escala internacional, RCI Points otorga a sus socios y a sus familias alternativas de vacaciones flexibles que les permiten disfrutar de vacaciones a su medida. Los socios de RCI Points tienen automáticamente acceso tanto a los complejos afiliados a RCI Weeks como a los afiliados a RCI Points. Además, al añadir el programa de las Empresas Asociadas a RCI Points a su inscripción, pueden utilizar sus puntos para otros productos y servicios de viaje como coches de alquiler, cruceros y estancias en hoteles, entre otros. El programa, actualmente en su undécimo año, cuenta con más de un millón de socios en todo el mundo.

 

Para obtener más información sobre RCI Points, entre en www.rcipoints.eu/es

 

¿Sabía que...?

 

• El sector del tiempo compartido tiene más de 50 años y genera ingresos de más de 14.000 millones de dólares USD anuales en ventas y de 45.000 millones de dólares USD en producción económica (cifras de la ARDA International Foundation, 2010)

 

• RCI es la empresa de intercambios de vacaciones más antigua del sector, celebramos nuestro 40 aniversario en 2014.

 

• Hay unos 20 millones de titulares de tiempo compartido en todo el mundo, de los cuales, más de un millón y medio residen en Europa.

 

• Con 1.312 complejos en Europa y más de un millón y medio de titulares, genera 3.200 millones de libras esterlinas en gasto turístico europeo anualmente.

 

• Las empresas de intercambios supervisan la calidad de los complejos en nombre de sus socios (RCI lleva a cabo inspecciones locales y califica sus complejos en base a la opinión de los socios) para garantizar experiencias de vacaciones de la mejor calidad.

 

• Las empresas de intercambios pueden penalizar a los complejos que no mantienen los niveles de calidad basados en el sistema de evaluación de calidad que emplean quitándoles los galardones que hubieran obtenido en reconocimiento a su calidad –"RCI Gold Crown", "RCI Silver Crown" y "RCI Hospitality"– o cancelándoles la afiliación en el caso de que no colaboren con las empresas de intercambios para que el complejo vuelva a ofrecer unos niveles de calidad aceptables.

 

• Con niveles de ocupación altos, una media del 72% durante todo el año, el tiempo compartido contribuye de manera importante a la economía de ciertas zonas de Europa que sufren actualmente altos índices de desempleo.

 

•  Muchas cadenas hoteleras de prestigio –entre ellas Hilton Hotels; Disney; McDonald Hotels & Resorts y Sol Meliá– llevan muchos años ofreciendo tiempo compartido y el número es cada día mayor.

 

• Como respuesta a la demanda de los clientes, se están introduciendo en el mercado toda una serie de inscripciones a corto plazo o a modo de prueba para que la gente pueda probar en qué consiste el tiempo compartido sin tener que comprometerse directamente para siempre.

 

• En caso de que no desee seguir utilizando su tiempo compartido, puede ceder el tiempo de uso que no quiera a su familia o a amigos.

 

• Existen en el sector distintas asociaciones en defensa de los consumidores –siendo las principales Resort Development Organisation (RDO) y The Timeshare Owners' Association (TATOC) en el Reino Unido y resto de Europa– que ofrecen asesoramiento, ayuda y orientación a titulares de tiempo compartido.


Cómo intervienen los promotores de complejos de tiempo compartido

 

La principal responsabilidad de los promotores de tiempo compartido es dar forma al complejo de tiempo compartido en cuestión y tomar las decisiones que determinan las características de los complejos, y en la mayoría de los casos, el método de gestión de los mismos. Los promotores también pueden establecer la financiación al consumidor.

 

En cuanto el complejo está listo para ponerse en venta, el promotor pone en marcha un mecanismo para proteger los derechos de los titulares de tiempo compartido, de conformidad con el marco legal del país en el que se encuentra la promoción inmobiliaria. En el Reino Unido, por ejemplo, hay habitualmente dos partes principales dentro del conjunto de derechos que el promotor pone en marcha.

 

1. El contrato de gestión del complejo. Este acuerdo tiene como objetivo establecer en nombre de los socios la operatividad diaria del complejo sin contratiempos. Determina los medios por los que se fijará y aprobará el presupuesto y la relación entre el comité de propietarios (en caso de que se cree uno) y la empresa gestora.

 

2. La relación entre los titulares de tiempo compartido y el promotor. Los derechos de uso de los apartamentos por parte de los titulares de tiempo compartido en contraposición al hecho de ser propietario del apartamento en su totalidad. La propiedad legal generalmente se asigna a una entidad fiduciaria. El promotor cede todos los derechos de la propiedad a la entidad fiduciaria a cambio de certificados de inscripción por cada alojamiento. La entidad fiduciaria ostenta la propiedad y la protege en nombre de los propietarios. Las terceras partes que sean propietarias obtienen un certificado de inscripción a cambio del pago al que se han comprometido por contrato, otorgándoles dicho certificado derechos de ocupación de la propiedad y la inscripción en calidad de socios del club.


En la mayoría del resto de países europeos, el mecanismo principal para ceder derechos es que el promotor formalice un contrato con el consumidor de tiempo compartido por vía notarial. El notario comprueba la validez jurídica del contrato por el que se ceden los derechos de titularidad del tiempo compartido del promotor al consumidor. En España, por ejemplo, se ha establecido un sistema jurídico al respecto muy avanzado. El sistema está basado en la venta de derechos contractuales en vez de derechos basados en la propiedad.