La cara (o)culta de Miami


 

Cerca de las playas, entre malls y restaurantes, Miami despliega sus lujos menos conocidos. Para verlos ni siquiera hay que hacer un detour.

Pocos tienen en cuenta, al planear su viaje a Miami, que aquí hay un enorme número de edificaciones art déco, junto con museos, espacios para el arte, tiendas de diseño y decenas de manifestaciones culturales que —aunque cueste trabajo salirse de las playas, restaurantes y malls—, vale mucho la pena experimentar.

 

Ningún itinerario está completo sin algunas de estas visitas que no le roban mucho tiempo a los placeres más clásicos del destino y sí cambiarán su manera de ver Miami. Un paseo muy recomendado es a Vizcaya Museum & Gardens, una riquísima propiedad de inicios del siglo XX que alberga obras de arte de todo el mundo enmarcadas en jardines frondosos de estilo europeo, una combinación realmente única.
Downtown Miami, una zona de visita imprescindible, ofrece todas las posibles opciones de compras y restaurantes alucinantes, y es también el corazón cultural de la ciudad. En la Flagler Street hay que visitar el Gusman Center for the Performing Arts, un edificio de los años veinte que en la actualidad presenta conciertos, teatro, danza y exposiciones de muy buen nivel.


El paseo por la arquitectura comienza justamente en las edificaciones del distrito histórico en el centro. Pero hay que ir más allá. Aproveche su visita a la lujosísima Ocean Drive, en South Beach, para conocer a fondo el Art Déco District y descubrir —no exageramos— cientos de construcciones impresionantes. No querrá perderse tampoco el Design District, con galerías, tiendas de diseño y showrooms, el mejor lugar para adquirir singulares piezas de arte..