Mazatlán al natural


 

A este puerto hay que volver a la menor provocación: si ya vino con amigos y luego de luna de miel, ahora es momento de traer a los chicos.


Mazatlán es un destino de playa favorito de los viajeros de todos los perfiles, desde quienes están de luna de miel o visitan con amigos hasta quienes buscan un destino para sus largas vacaciones familiares. Si usted viaja con sus hijos (sin importar si son niños o adolescentes), es la elección ideal, pues la oferta de actividades es tan amplia que todos quedarán felices.

 Las playas, lo mismo que los paseos por el malecón, son el imán de Mazatlán y el centro de toda la actividad, en la mejor versión del Pacífico. Pero hay mucho más por descubrir. Un buen sitio para ir con la familia es el Aqua Sports Center: como su nombre lo sugiere, es el lugar perfecto para que los más aventureros practiquen todos los deportes acuáticos imaginables: de buceo a surf y de jet ski a snorkel o nado con delfines, pasando por excursiones en los escenarios naturales más privilegiados, como la Isla de los Venados. Todas las actividades, además, se pueden hacer con total seguridad y no es condición contar con experiencia previa en la mayoría de los casos.

Otra visita que podrán disfrutar juntos es al Acuario Mazatlán, donde conocerán muchas especies oceánicas y podrán convivir de cerca con inofensivos tiburones, lobos marinos y rayas. Es, además, un centro de preservación de guacamayas, pelícanos pardos y patos pichichines. También se protege a las tortugas golfinas, en peligro de extinción, por lo que si programa su viaje entre los meses de agosto y diciembre podrá participar de su liberación, una verdadera lección de la naturaleza difícil de olvidar.