Miami de diseño


 

La frontera entre arte, moda y diseño es cada vez más estrecha: aquí, una visita al museo se puede convertir en una sesión de shopping.


En Miami, la escena cultural, de moda y diseño se pone más interesante cada día. El diseño, al que está consagrado todo un distrito poblado de galerías que destacan por su originalidad, está en un gran momento. Es casi una obligación adquirir una pieza para vestir y darle personalidad a algún espacio o una singular obra de arte.

 

Los museos ofrecen, también, una aproximación a la expresión actual de una manera que sólo es posible aquí: el Museum of Contemporary Art presenta unas 10 exposiciones anuales en múltiples formatos y soportes, todas ellas tan plurales y atrevidas como Miami mismo. La Cisneros Fontanals Art Foundation da una perspectiva de la vena latina de la ciudad con un acento en la geometría abstracta. Hay dos colecciones de arte imprescindibles, ambas pertenecientes a familias célebres y poderosas: una es la Rubell Family Collection, cuya historia está vinculada el Studio 54; la otra es la De la Cruz Collection, que está dividida en dos espacios, uno de ellos en el Design District.

 

Por último, pero primordial, Miami es una de las capitales de la moda. Además de las muchísimas boutiques de los más importantes diseñadores, hay tiendas menos conocidas que hay que darse tiempo para explorar a fondo. Una de ellas es la concept store The Webster, en Miami Beach: tres pisos colmados de ropa y accesorios de innumerables marcas del mundo, además de una galería de arte y un restaurante con vista al mar. Ésta es, sin duda, una de las formas más sofisticadas de hacer compras en la ciudad.