Hide Login: falseMessage Number: 0

TE RECOMENDAMOS

Buenos Aires: Ciudad del tango


Buenos Aires ciudad del tango

 

Nacido en Río de la Plata como una fusión de ritmos africanos con orquestación italiana, el tango se ha convertido en el alma de la capital argentina. No se resista al embrujo del lunfardo —el argot nacido en el arrabal porteño— y el bandoneón cuando visite Buenos Aires.

Los mejores salones de baile, llamados “milongas”, conservan toda su atmósfera de arrabal y sensualidad. La Catedral, en el barrio de Almagro, es el más célebre: almacén del siglo XIX, aquí podrá contemplar el virtuosismo de los expertos que se trenzan y separan mientras degusta una deliciosa cena vegetariana.

 

Buenos Aires ciudad del tango

 

Si desea apreciar los versos en lunfardo —el argot porteño— y la herencia del estilo desarrollado por Carlos Gardel, el Café Tortoni es una visita obligada. A unas calles de la Plaza de Mayo, descubrirá en este hermoso local un auténtico museo: numerosas fotos dan cuenta de la historia del tango y de los visitantes célebres (de Borges al rey Juan Carlos). Cada noche ofrece recitales, que puede disfrutar con un delicioso lomo glaseado y una copa de sidra.

Las milongas al aire libre son un clásico veraniego. Entre las más concurridas se encuentra La Calesita: en una pequeña plaza en el barrio de Núñez, cercana al estadio de River Plate, se reúnen expertos bailarines bajo lámparas de colores.

Si quiere dejar de ser un espectador y entrar a la pista, La Viruta es una de las más célebres escuelas. Su lema: “Entrás caminando... salís bailando”. Dicen que bastan cuatro clases. Después de la medianoche podrá aplicar lo aprendido en la milonga que suele extenderse hasta bien entrada la madrugada.