OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMPLEJOS RECOMENDADOS

Hungría


 

Hungary

 

Hungría es un tesoro por descubrir. Es un país de una elegancia extraordinaria: espléndidos balnearios, cafeterías espectaculares o el reposado encanto de sus atractivos naturales, pero pocos realmente han tenido el placer de descubrirlo.

La capital, Budapest, es un tesoro de la arquitectura con encanto. Sus amplias avenidas albergan edificios del siglo XVIII en los que destaca una ornamentada atención al detalle, mientras que lugares distintivos, como el edificio del Parlamento húngaro, de estilo gótico renacentista, las torres de cuento de hadas del Bastión de los Pescadores y el delicado mosaico del tejado de San Matías adornan las orillas del Danubio.

Ya sea al pasear por sus calles o al tomar un tranvía a través de los elegantes puentes entre las ciudades gemelas de Buda y Pest, descubrirá que Budapest se caracteriza por un estilo de vida relajado.

Si no le seduce la idea de ir de compras en su calle principal Váci Utca o en uno de sus centros comerciales, pruebe a sumergirse en la atmósfera de lujo y esplendor de uno de los cafés de la ciudad, o bien alivie sus problemas en uno de sus famosos balnearios.

Los baños termales de Széchenyi no sólo se encuentran en uno de los más exuberantes edificios neobarrocos, es además el balneario medicinal más grande de Europa, con piscinas al aire libre en las que la temperatura supera los 36 °C.

La ruta de los balnearios húngaros continúa en el lago Balaton, sin embargo este es un lugar más adecuado para que la relajación sea el punto central de sus vacaciones y no tanto para tomarse una pequeña pausa de la vida urbana.

El lago Balaton es un lago de agua dulce de 77 kilómetros de extensión situado en el sur del país y es conocido como el mar interior de Hungría.

Aquí podrá disfrutar de una serie de actividades como salidas en barca, pesca, y en invierno patinaje y vela sobre hielo.

La temperatura media del agua del lago durante los veranos suaves es de unos tentadores 25 °C, por lo que es el lugar perfecto para darse un baño relajante después de disfrutar de una de sus famosas playas.

Esta región de Hungría también se caracteriza por los manantiales de aguas termales, además en Balaton podrá encontrar numerosos balnearios. Pero incluso fuera de estos complejos encontrará numerosas oportunidades para disfrutar de las ofertas medicinales de la región.

El lago termal más grande de Europa, el lago Hévíz, es además el segundo más grande del mundo y se encuentra sobre un lecho de turba con numerosas propiedades medicinales. Además, se encuentra rodeado por una zona protegida que se adentra en las tierras altas del Parque Nacional Balaton. Aquí podrá observar somormujos lavanco, o ver a los búfalos autóctonos revolcarse en los abrevaderos o pasear por las suaves colinas.

De vuelta en Balaton, podrá disfrutar de una comida tradicional de gulash (estofado al estilo húngaro), servido con uno de los mejores vinos de Hungría del Valle Eger.