OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMPLEJOS RECOMENDADOS

Portugal


 

Portugal

 

Cálido, acogedor y con un encanto tradicional, Portugal da la bienvenida por igual a los amantes de la playa, de la cultura y de los deportes. Gracias a sus atractivos y a su historia, Portugal siempre ha sido un destino popular. Los castillos medievales y los pueblos pintorescos salpican las laderas de las montañas, cargadas de flores, que se alzan sobre preciosas playas.

A pesar de ser mucho más pequeño que su vecina España, Portugal posee una belleza única y rincones sorprendentes por explorar.

Muy apreciado por su gastronomía, el país ofrece una gran variedad de restaurantes, desde las tradicionales tascas y tabernas a las cervecerías que sirven comida rústica, hasta las marisqueiras especializadas en pescados y mariscos y las churrasqueiras con su carta de carnes a la brasa. Y después de una deliciosa comida, no olvide probar un oporto, la bebida local más famosa.

Los portugueses adoran a los niños y, por ello, se trata de un lugar perfecto para las vacaciones familiares ya que son bienvenidos en todas partes.

Toda la costa atlántica de Portugal cuenta con magníficas playas, pero el Algarve ofrece las playas con la arena más fina, algunas en calas escondidas, otras en amplias franjas de arena dorada.

Entre las mejores playas del Algarve se encuentran Praia da Rocha, Monte Gordo y Praia dos Pescadores. Praia da Rocha, o playa de la roca, es una fabulosa playa cercana al puerto deportivo de Portimão, en el mismo corazón de esta bulliciosa ciudad. De la arena surgen enormes formaciones rocosas que pueden ser muy útiles para protegerse del sol de mediodía. Por la noche hay multitud de lugares para tomar una copa de vino, cenar o salir de fiesta.

Monte Gordo es una localidad grande que se enorgullece de tener una de las playas más grandes del Algarve. Esta playa de arena dorada es tan plana y ancha que resulta muy segura y, por ello, es perfecta para familias. La vida transcurre apaciblemente en las calles peatonales y empedradas del pueblo: el lugar perfecto para relajarse.

Praia dos Pescadores, o playa de los pescadores, es una franja de arena increíblemente ancha cerca del casco antiguo de Albufeira. Los pescadores llevan siglos descargando lo que capturan en esta zona por lo que puede estar seguro de que encontrará un género extraordinariamente fresco en todos los restaurantes de la ciudad. Después de la cena, Albufeira se llena de luces de neón y ofrece algunas de las mejores noches de fiesta del país.

Pero el Algarve también cuenta con numerosos lugares y pueblos históricos, como Lagos y Silves, que son un vivo ejemplo del pasado y permiten dar rienda suelta a la imaginación.

Lagos es una antigua ciudad costera amurallada que se eleva suavemente colina arriba desde el mar. En sus calles empedradas se concentran animados bares, restaurantes tradicionales y joyas como el Castelo dos Governadores, sede del gobierno militar del Algarve en el s. XIV.

Puede encontrarse arquitectura morisca en toda la localidad de Silves, la antigua capital del Algarve, donde el Castelo de Silves domina la ladera de la colina. Esta fortaleza de arenisca roja, que data parcialmente del siglo VIII, es un magnífico lugar para visitar y está cerca de la preciosa catedral gótica del siglo XV.

Portugal es perfecto para aquellos que desean realizar actividades deportivas ya que cuenta con numerosos campos de golf de competición de primera clase y también ofrece multitud de oportunidades para practicar tiro con arco, equitación, salidas en barco, tenis, esquí acuático, windsurf, pesca, submarinismo, surf y mucho más.